Google+

Perseverancia: Clave del éxito para tu negocio y tu vida




La perseverancia es la clave de tu negocio y de tu vida. Clave para emprendedores y para todas aquellas personas que deseen fervientemente alcanzar sus objetivos.

Piensa por un momento, ¿por qué la mayoría de las personas quieren perder peso y ponerse en forma, y no lo consiguen? El ejercicio y realizar una dieta requieren compromiso y coherencia. Tu negocio no está exento de ello, y si a estas dos palabras le sumas la perseverancia, posiblemente consigas la meta que inicialmente te hayas propuesto.

Para crear una marca, generar clientes potenciales, cerrar ventas, la clave del éxito son la estrategia y los procesos consistentes.

- Desarrollar un mensaje coherente: todas las actividades y materiales que se diseñen en una estrategia de marketing ya sea on u off line tienen que ir alineados en un mensaje coherente y persuasivo.

- Comunicación frecuente y consistente: Desarrollar e implementar un sólido sistema de comunicaciones frecuentes y consistentes, esto es, al realizar email marketing, al enviar invitaciones a eventos, cuando se llama por teléfono a un cliente, al escribir notas u entradas a un blog.

- Consistencia en el marketing de contenidos: ¿De qué sirve abrir perfiles en las redes sociales o comenzar con entusiasmo a escribir entradas en un blog, si al poco tiempo se van a dejar de generar contenidos que alimenten esos medios sociales? ¡De nada! Realizar un calendario de contenidos ayudará a que puedas cumplir con tus clientes potenciales, a que reciban ese contenido de valor que les regalas y sobre todo que el marketing de contenidos también sea consistente.

¿Sabías que hay una relación directa entre la cantidad de esfuerzo que dedicas al marketing y los resultados que logras? Aunque te parezca que los resultados no tienen ninguna relación con tus esfuerzos, la perseverancia es la clave, que según la Real Academia Española  es mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado.

Quienes han cultivado el hábito de la perseverancia, son más proclives a alcanzar el éxito, pues no les importa las veces que se han visto derrotados, siempre terminan por subir el siguiente peldaño. Toman la derrota como algo temporal.

Tenemos una buena noticia, puedes entrenarte para conseguir ser perseverante:

Según Napoleón Hill la perseverancia es un estado mental, y se puede cultivar. Ten en cuenta lo siguiente:

1) Define tu propósito: Saber lo que quieres es el primer paso, tal vez el más importante para desarrollar la perseverancia.

2) Deseo: si el deseo es intenso es más fácilmente de adquirir.

3) Confianza en ti mismo: Creer es lo que te ayudará a llevar a cabo un plan y el estímulo para conseguirlo con perseverancia.

4) Define los planes: Los planes deben estar organizados adecuadamente para que sean llevados a cabo con perseverancia.

5) Conocimiento exacto: Los planes deben estar basados en el conocimiento y en la observación. Suponer en lugar de conocer, destruye la perseverancia.

6) Cooperación: La simpatía, la cooperación y la compresión, tienden a desarrollar la perseverancia.

7) Fuerza de voluntad: Concentrar los pensamientos propios en la consecución de planes destinados a lograr un propósito te llevan por el camino de la perseverancia.

8) Habito: La perseverancia es el resultado directo del hábito. La mente, cual esponja, absorbe las experiencias diarias, por lo que hay que alimentarla mediante la repetición con actos de valor.

¿Qué te ha parecido la entrada, crees que ser perseverante puede ayudarte a alcanzar lo que te propongas?