Google+

¿Cómo afecta tu postura a tu #marketing personal?


Desarrollar una Marca Personal se basa en que identifiques y comuniques las características que te hacen sobresalir, te hacen relevante y diferente en un entorno cambiante y competitivo.

Pero para ser una marca que deje huella, aún cuando no estés presente, debes además de cuidar el lenguaje hablado o escrito, poner atención en el que transmites con tu cuerpo, y darle la verdadera importancia que tiene.

Al hablar del lenguaje del cuerpo, debemos pensar en comunicación y al hablar de comunicación tenemos que tener en cuenta las interacciones. Por lo que cuando des una ponencia, o simplemente al estar en una reunión, detente dos minutos para ver qué estás comunicando y qué te comunican las demás personas con las distintas posturas que habéis adoptado. Intenta ver más allá de lo que tus ojos ven, para descifrar que te intentan transmitir.

Está científicamente demostrado que las personas emitimos rápidamente juicios de valor basados en el lenguaje corporal, estos juicios pueden predecir resultados sumamente significativos para determinar a quién contrataremos, promoveremos o a quien invitamos a tomar algo.

Si llevamos estas observaciones al mundo digital, los emoticones dicen mucho de la forma en que comunicamos y usados en negociaciones, o en chats por internet, pueden conducirte a mayores pérdidas o ganancias.

Estamos influenciados por nuestras expresiones no verbales, pensamientos y sentimientos.


Cuando abrimos los brazos, nos sentimos poderosos, esta expresión es de orgullo. Es una postura de apertura, de que te sientes ganador. Usada mucho por políticos al ganar una elección, por atletas al cruzar la meta, por artistas al finalizar un show o simplemente por directivos que quieren demostrarse vencedores.



Cuando nos sentimos impotentes, hacemos todo lo contrario, nos cerramos, nos envolvemos, nos hacemos pequeños. 

Lo no verbal determina qué piensan los demás de nosotros, pero ¿nuestros gestos definen lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos? Si sonreímos cuando nos sentimos felices y también cuando nos vemos forzados a hacerlo…. para hacer de un gesto un hábito? 

Los poderosos son más positivos, tienen más confianza en si mismos y así lo transmiten, son más optimistas. Piensan en forma más abstracta. El poder se relaciona en cómo reaccionamos frente al estrés.

Está demostrado que si adoptas posturas que te hagan sentir grande o poderoso, tu forma de verte cambia y aumentan las hormonas del dominio (testosterona) y disminuye la del estrés (cortisol) pudiendo ir introduciendo cambios posturales que influyan positivamente en ti y así proyectar una imagen positiva y  segura hacia los demás.

El cuerpo puede afectar la mente, la mente puede afectar el comportamiento, y el comportamiento los resultados. Finge hasta hacerlo, hasta que se haga mecánico y luego saldrá natural. No te sientas como que no eres tú, solo hazlo, y aunque te aterres y paralices, repítelo mil veces hasta sentir que lo estás logrando. 

Repite posturas de apertura, y palabras positivas hasta que sientas esa transformación en ti, hasta que sientas esa capacidad de poder hacerlo. Con pequeños retoques se hacen grandes cambios.